COMERCIO

Torrelavega es una ciudad comercial por excelencia y desde la celebración del primer mercado en 1799 ha llevado a gala su entrega por un comercio cercano, de tradición, que ha atraído durante décadas a visitantes de toda la comarca y de la región, no solo por el producto que aquí encontraban, sino por el trato excepcional de nuestros comerciantes. Te invitamos a deambular por nuestras calles comerciales, visitar nuestros comercios, te atenderán como nos gusta, sin prisa, con una sonrisa, una buena atención, y seguro no te irás con las manos vacías.

Además, depende de la fecha que nos visites te encantará la animación y decoración de nuestras calles y escaparates que surgen de iniciativas como “Escaparate Compartido” o el Concurso de Escaparates Navideños, donde todo el comercio, sin excepción, se vuelca en estas fechas tan especiales. Merece la pena recorrer las calles para ver el despliegue de imaginación que inunda la ciudad.

MERCADO NACIONAL DE GANADOS JESÚS COLLADO SOTO

Tras la celebración en 1799 del primer mercado, en 1844 se afianza la celebración del mercado de ganados cada 15 días en la plaza de La Llama. El desarrollo de la ciudad, y el aumento de transacciones comerciales y las medi- das sanitarias, hacían necesaria la construcción de un edificio específico que albergara este importante mercado, que acabó materializándose en 1973 con el espacio actual que acoge todavía hoy en día esta importante cita comercial y ganadera. Todos los martes comienza su actividad con la feria de terneros, y la cita semanal de los miércoles, acoge la feria de ganado vacuno, ovino, caprino, equino y asnal.

MERCADO DE LOS JUEVES

Durante dos siglos los mercados ocuparon las plazas de la ciudad repletos de compradores y comerciantes en este cruce de caminos entre el mar y la meseta y el oriente y occidente del Cantábrico. Desde los años 70 la cita semanal la tenemos en el exterior del Mercado de Ganados, todos los jueves se celebra el mercado más importante de la región, con unos 300 puestos de alimentación, plantas, textil y calzado principalmente.

MERCADO DE ABASTOS

Abrió sus puertas por primera vez el 1 de enero de 1911, tras comenzar su construcción en noviembre de 1909 con un coste total de 95.000 pesetas. El mercado actual, es un espacio renovado, con 12 puestos de productos frescos y un gastrobar, que abre sus puertas al visitante de lunes a viernes en horario de mañana y tarde, y los sábados por la mañana hasta las 14:00 horas.

MERCADO ECOLÓGICO

La Plaza Mayor de Torrelavega vuelve a sus orígenes de plaza de mercado los sábados por la mañana, cuando es ocupada por los puestos de productores de agricultura ecológica y de cercanía. El mercado arrancó su andadura en 2005, siendo por entonces, el único mercado ecológico de la región.

GASTRONOMÍA

La gastronomía en Torrelavega es rica y variada, no en vano cuenta con numerosos bares y restaurantes en los que se pueden degustar las afamadas rabas con un blanco de solera, gran variedad de raciones o los cocidos tradicionales y las sabrosas carnes y pescados frescos de nuestra región.
Sin embargo, cualquier persona que visite nuestra ciudad, debe saber que hablar de “Torrelavega” es hablar de “hojaldre”. Nuestra joya más preciada, sin duda, “la polka”, a la que nadie puede resistirse y que con toda seguridad se llevará de vuelta a su destino para regalárselas a familiares y amistades. Aún no teniendo muy claro el origen de la “polka”, un libreto alemán de 1880 editado para publicitar una fábrica de margarinas, aconsejaba el uso de éstas para hacer un dulce llamado “polka”, en el que se describía un proceso bastante parecido al que se hace hoy en día en nuestras confiterías.

El romance del hojaldre y Torrelavega se remonta al s. XIX con la fundación de la primera pastelería, regentada por un matrimonio madrileño que por razones políticas, se asentó en nuestra tierra. Aquella confitería, llamada “La Dulce Alianza” gozó de gran prestigio y acabó siendo el lugar de aprendizaje de muchos de nuestros grandes confiteros, que antes o después, acabaron pasando por allí. Muchos de ellos, abrieron después sus propios negocios, que perduran hasta nuestros días, y son ellos ahora los responsables de perpetuar nuestro mejor patrimonio gastronómico.

LA COFRADÍA DEL HOJALDRE

Fue creada en el año 2000 con un objetivo claro: promocionar “lo nuestro”, especialmente el hojaldre. Entre sus actividades principales, destaca la celebración del “Gran Capítulo” donde cada año se nombra a los nuevo cofrades y a los cofrades de honor, habiendo sido nombrados en esta categoría rostros conocidos como Antonio Resines, Faemino y Cansado, Luis del Olmo, José Luis Bonet, entre otros. Destaca también la Feria del Hojaldre que generalmente se celebra durante las fiestas de la Virgen Grande con la instalación de casetas en las que participan los confiteros locales, dando a degustar su producto entre los asistentes.

TOMAR LOS BLANCOS

Un costumbre con un importante componente social. Reuniones con la familia y los amigos, en los bares de siempre, donde lo importante es juntarse, encontrarse y charlar, tomes blanco o cualquier otra cosa.
En las tascas tradicionales no falta nunca este vino blanco de solera, sin el refinamiento de las grandes bodegas, pero tan felizmente degustado cuando se acompaña de algún que otro aperitivo o ración como la de rabas, tan popular en nuestra región.

PLAZA BALDOMERO IGLESIAS

Con sus cafeterías y terrazas y en la que a cualquier hora resulta complicado encontrar una silla y una mesa libres. Es la también conocida como «plaza roja». Te invitamos a que te lleves un recuerdo fotográfico de tu estancia en nuestra ciudad con nuestro claim «Torrelaveganízate».

ZONA DE VINOS

Las calles adyacentes a la Plaza Baldomero Iglesias, encierran la conocida como “Zona de Vinos” que durante décadas, ha sido y sigue siendo el centro neurálgico del ocio nocturno de los más jóvenes, pero también, de encuentro de cuadrillas de todas las edades, para ese momento del aperitivo o del “tardeo”. Siempre con un gran ambiente, tanto para tomar unos vinos, comer, cenar, o estirar la jornada con unas copas hasta la madrugada.

PLAZA DE LA LLAMA

La Llama, con su espacio de ocio infantil y zonas deportivas, está rodeada de cafeterías, que por las tardes, se llenan de vida hasta bien entrada la noche, donde se ocupan por quienes disfrutan de las ultimas horas del días tras la jornada laboral, para juntarse con amigos y compartir un picoteo antes de retirarse. En la época estival los niños y jóvenes pueden disfrutar de los chorros y elementos de juego del parque del agua.

BOULEVARD DEMETRIO HERRERO

Es el lugar ideal para un desayuno tranquilo en cualquiera de los locales que encontramos en ella, o en lugar perfecto para unas rabas y un vermú para ir abriendo boca cuando acaba la jornada matutina de compras y trabajo. Un amplio espacio donde disfrutar de las terrazas de los variados establecimientos de hostelería.

FERIAS Y JORNADAS

Cada año la agenda de ferias, festivales y eventos comerciales o gastronómicos es muy diversa y extensa, por lo que te recomendamos pasarte por la oficina de turismo para que puedan informarte de todo lo que ocurre en la ciudad en los días que nos visites y así no perderte nada.

MÁS TORRELAVEGA

Torrelavega no solo es el centro. Dispones de una amplia y variada oferta comercial y hostelera en Barreda, Campuzano, Duález, Ganzo, La Montaña, Sierrapando, Tanos, Torres y Viérnoles. Puedes acercarte a estas localidades dando un paseo, andando o en bicicleta, o tomando el autobús urbano. Consulta las rutas y horarios en www.torrebus.es

FIESTAS DE LA VIRGEN GRANDE

En Torrelavega, agosto es el mes de la diversión y el entretenimiento por excelencia. Calles y plazas abarrotadas de gente de todas las edades disfrutan de los actos de homenaje a La Patrona de la ciudad que se conmemora el 15 de agosto.
La ciudad ofrece decenas de espectáculos y propuestas culturales, gastronómicas, deportivas y lúdicas que conjugan modernidad y tradición. Procesiones, pasacalles, conciertos, barracas y ferias, concursos y mercados son algunas de las múltiples alternativas que conforman el programa festivo.
Destacan por su tradición el Día y Festival Internacional del Folklore, la Feria y Capítulo del Hojaldre, el centenario Concurso de bolos y uno de los actos indispensables, la Gala Floral, un gran desfile de carrozas adornadas con flores que representan diferentes temas. Se celebra el domingo siguiente al 15 de agosto y está declarada Fiesta de Interés Turístico.